Estudio Oroño

El proyecto mantiene la posición y la estructura general de muros portantes de una vieja construcción. Se incorpora un patio en el frente, se remplazan los techos existentes, y se adiciona un volumen sobre el fondo. Ingresando, una serie de pisos de hormigón y piedra se extienden con continuidad salvando distintos niveles. El volumen principal se ubica paralelo a la medianera y al final del recorrido se aproxima al muro medianero, produciendo un angostamiento y dando lugar al ingreso del estudio, ya en el interior, este mismo movimiento genera el lugar de un patio interior al cual dan el ingreso y la sala de reuniones. Las cubiertas de hormigón armado adoptan distintos niveles en relación a la escala de los espacios. Una serie de operaciones en la altura y la geometría de los techos en el punto de la inflexión e ingreso potencian el resultado espacial y aseguran el ingreso de luz natural durante todo el día. El edificio propone una secuencia espacial que se va revelando a medida que se transitan las distintas instancias, alternando e integrando espacios abiertos y cubiertos de distinta escala y carácter con fluidez. | 2005, Rosario, Santa Fe, Argentina.